Ameba Naegleria fowleri

Ameba Naegleria fowleri.
La ameba Naegleria fowleri ha logrado una popularidad inusitada en territorio de Estados Unidos.
Dicho ameba habita la superficie de las piscinas, lagos de agua dulce y la misma tierra; dicho organismo se mete por la nariz y asciende hasta el cerebro, "tragándose" el tejido cerebral y causando una meningitis (meningoencefalitis amebiana primaria) delicada que puede terminar en la muerte del paciente. No obsta aclarar que también existe la meningoencefalitis amebiana secundaria, que es causada por la ameba intestinal Entamoeba histolytica.
Esta ameba es sensible a la aridez y al ph extremo; no puede vivir en el agua de mar. Dentro del cuerpo humano pueden tolerar temperaturas de hasta 45,8 grados centígrados.

Este tipo de infecciones por causa de esta ameba, posee registros desde 1969 en la zona de Virginia, si bien desde 2001 hasta 2010 sólo 32 casos han sido reportados. En Estados Unidos la mayoría de casos ocurren en verano.

La Naegleria fowleri sobrevive en mejores condiciones en agua con temperaturas altas, soporta el cloro aunque no hay pruebas de que tolere el agua marina. El índice de supervivencia no llega al 1%. El fallecimiento puede ocurrir entre los días 7-14 después de la infección. Los síntomas incluyen fiebre, náuseas, dolor de cabeza, vómito y rigidez en el cuello, alucinaciones, ataxia y convulsiones.

¿Medidas preventivas?

Lavarse con agua y jabón antes y después de estar una piscina o en un lago; no tragar agua de la pileta, lago o río en cuestión. También se recomienda usar tampones para la nariz.
Algunos sugieren no sumergir la cabeza en pocetas de balnearios ni aguas termales.

Ciclo de vida

El ciclo de vida de esta ameba tiene tres etapas marcadas: trofozoito, ameboflagelado y quiste. En la primera están prácticamente inmóviles, comen y se multiplican por fisión binaria. En la segunda toma forma de pera.La epapa quística es la forma resisistente del parásito, que lo protege contra la desecación y la escasez de alimentos.

Tratamiento

Se usan antifúngicos como la Anfotericina B, se trata de un polieno compuesto que altera la permeabilidad selectiva de las membranas plasmáticas.Se administra intravenosa y se emplea como medida de último recurso, debido a su alta toxicidad (muchos efectos secundarios). su tasa de efectividad, la verdad, tampoco es muy alta, solo 1 de cada cuatro casos tratados, se ve mejoría.
También se habla de la miltefosina y de tratamientos agresivos contra la hinchazón del cerebro
Por lo demás, se dice que no hay un tratamiento eficaz contra esta enfermedad.

¿Una mascota puede contraerla? Un perro difícilmente contraerá esta enfermedad; la afección no afecta por igual a todos los mamíferos. Al menos eso creemos porque no hay casos reportados que se puedan atribuir a dicha Ameba. De todas formas el sentido común aconseja prevenir antes que lamentarse.
Leer también:

Comentarios

Entradas populares de este blog