La farmacología en la antigüedad, inicios, orígenes

La farmacología en la antigüedad, cómo fueron sus inicios, sus orígenes.En ocasiones hablamos de esta materia, de manera indirecta, sea este no solo un primer acercamiento de estudio.
La historia de la farmacología es rica y excitante, plagada de descubrimientos accidentales y acontecimientos destacados. Esta historia comenzó probablemente cuando un individuo empleó por primera vez una planta para aliviar los síntomas de una enfermedad. Una de las primeras formas de atención sanitaria, la medicina a base de plantas, se ha practicado en casi todas las culturas desde la antigüedad. En el año 3000 a.C., los babilonios registraron en tablillas de arcilla las primeras «recetas» que se conservan. En ese mismo momento, los chinos registraban el Pen Tsao (gran herbario), un compendio de 40 volúmenes con remedios a base de plantas medicinales que data del año 2700 a.C. Más tarde, en 1500 a.C., los egipcios recogieron sus remedios en un documento conocido como el Papiro de Eber.
En el siglo I de nuestra era vivía un médico griego de nombre Pedanius Discorides autor de una obra titulada, De materia Médica; allí hablaba de terminología botánica, así como de la forma en que hierbas y plantas pudieran ser usadas en medicina.

Se sabe poco de la farmacología durante la Época Oscura. Aunque es probable que la medicina natural se siguiera practicando, se han registrado pocos acontecimientos históricos a este respecto. La farmacología, como la medicina, no podía evolucionar hasta que la disciplina científica fuera legitimada por las doctrinas religiosas de la época. La primera referencia registrada de la palabra farmacología se encontró en un texto de 1693 titulado Pharmacologia sen Manuductio ad Materiam Medicum, de Samuel Dale. Antes de esta fecha, el estudio de las plantas medicinales se denominaba Materia Medica, un término que se mantuvo hasta principios del siglo xx.

Bibliografia consultada

Farmacología para Enfermería, un enfoque psicopatológico; varios autores, Pearson, Prentice Hall, segunda edición.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Acidos teicoicos- bacterias- composición- función-definición-que-son-para que sirven