Radicales libres como se forman en nuestro organismo o cuerpo, importancia, para que sirven


Radicales libres como se forman en nuestro organismo o cuerpo, importancia, para que sirven. Sencillo. En nuestro cuerpo miles de millones de átomos y moléculas chocan entre sí frecuentemente. Bajo los efectos de una serie de acciones, como los rayos solares, por ejemplo, los átomos pierden o ganan un electrón; los perdedores en esta reacción salen a robar a su vez otro electrón para compensar su pérdida, perpetuando el desequilibrio.
Segundo a segundo se forman radicales libres en nuestro cuerpo en un bucle sin fin, algo que los expertos suelen llamar estrés oxidativo o reacción de radicales en cadena. No obstante lo dicho, valdría la pena hacer una salvedad: existen procesos biológicos importantes para la vida donde los radicales libres juegan un papel importante, como en la destrucción intracelular de bacterias por las células fagocíticas, tales como los granulocitos y macrófagos. Además, ejercen una función benéfica en la inmunidad (los glóbulos blancos fabrican radicales libres en su superficie, lo que les permite debilitar a su asaltante, sea una bacteria o un virus, facilitando la destrucción final del microbio), en la transmisión del ADN, la cicatrización, la fabricación de terminadas hormonas. No se trata entonces de declarar la guerra abierta a los radicales libres, sino de mantener el equilibrio entre estos y los antioxidantes. Los radicales generalmente se forman cuando un enlace covalente único se rompe para dejar un electrón desapareado en cada una de las dos especies creadas por la ruptura del enlace: esto se llama homólisis. La eliminación de una unión química requiere la entrada de energía, como calor o luz. En general, los radicales son altamente reactivos y forman nuevos enlaces de nuevo muy rápidamente.
Leer también: qué es un radical libre

Comentarios

Entradas populares de este blog