Mesotelioma Pleural; Síntomas, esperanza de vida, diagnóstico, tratamiento, etapas, pronóstico

Mesotelioma Pleural; Síntomas, esperanza de vida, diagnóstico, tratamiento, etapas, pronóstico. El mesotelioma pleural es un cáncer maligno raro causado por el amianto. Casi el 75 por ciento de los casos se forman en la pleura, que es el tejido blando que cubre los pulmones. El mesotelioma pleural es un cáncer que se desarrolla en las células que forman el revestimiento externo de los pulmones y el revestimiento interno de las cavidades del tórax.
Es el tipo más común de cáncer relacionado con el asbesto. Los especialistas usan las últimas terapias para tratarla, y los ensayos clínicos ofrecen acceso a nuevos tratamientos como la inmunoterapia. Todos los tipos de mesotelioma llevan el nombre de la ubicación donde se forman. El mesotelioma suele tardar de 20 a 50 años en desarrollarse después de la primera exposición de una persona al amianto. Debido a este período de latencia, la enfermedad generalmente afecta a personas mayores de 75 años. La mayoría de los pacientes son hombres porque eran la mayoría de la fuerza de trabajo en profesiones, incluida la industria pesada y la construcción, donde históricamente se produjo la exposición al asbesto.
Los síntomas iniciales del mesotelioma pleural maligno generalmente incluyen dolor en el pecho y dificultad para respirar, aunque es posible que no experimente ningún síntoma en las primeras etapas de la progresión del cáncer.
La esperanza de vida de una persona con mesotelioma pleural suele ser inferior a 18 meses, pero depende de muchos factores. Algunos pacientes viven mucho más tiempo con el tratamiento. La combinación de varios tratamientos, como la cirugía, la quimioterapia y la radioterapia, ha ayudado a las personas a vivir durante años después de haber sido diagnosticadas con mesotelioma pleural.

¿Cómo causa el amianto el mesotelioma pleural?

El asbesto causa mesotelioma pleural maligno décadas después de que una persona inhala polvo de amianto. Las fibras parecidas a agujas del mineral se alojan en los pulmones y gradualmente migran al revestimiento pleural. Durante un largo período de tiempo, las fibras de asbesto atrapadas pueden causar irritación, inflamación crónica y cambios genéticos que convierten las células en cancerosas . Estas células cancerosas crecen rápida e incontrolablemente, amenazando los órganos que las rodean. Dos capas componen el revestimiento de pleura. La capa externa recubre todo el interior de la cavidad torácica y la capa interna cubre los pulmones. Un tumor maligno puede desarrollarse en cualquier capa y propagarse rápidamente a la otra capa. A medida que los tumores se desarrollan en la superficie pleural, crecen para formar una masa alrededor del pulmón afectado.

Síntomas del mesotelioma pleural

Los síntomas comunes del mesotelioma pleural maligno incluyen dificultad para respirar, dolor en el pecho, tos persistente o rasposa, tos con sangre y dificultad para tragar. Los pacientes rara vez mencionan la pérdida de peso y la fatiga durante su visita al médico inicial, pero estos síntomas pueden mostrar si el cáncer está avanzado. Algunos pacientes desarrollan hinchazón de la cara o los brazos, dolor de espalda o dolor nervioso. Para muchas personas, los síntomas del mesotelioma no se notan hasta que el cáncer se encuentra en una etapa posterior.
  • Falta de aliento
  • Dolor en el pecho o dolorosa respiración
  • Tos seca o rasposa persistente
  • Tosiendo sangre
  • Dificultad para tragar
  • Dolor en la parte baja de la espalda o el área de las costillas
  • Pérdida de peso y fatiga inexplicables
  • Hinchazón de la cara o los brazos
  • Sudores nocturnos o fiebre
  • Bultos debajo de la piel en el cofre

Etapas

Existen algunos sistemas de estadificación diferentes para el mesotelioma pleural maligno, y todos ellos organizan la extensión del cáncer en cuatro etapas. Las etapas 1 y 2, que se consideran las etapas iniciales, indican tumores localizados. Las etapas 3 y 4, que denotan las etapas posteriores, clasifican la diseminación de tumores. El International Mesothelioma Interest Group creó el sistema de estadificación más utilizado para el mesotelioma pleural. Aplica el enfoque de tumor-nodo-metástasis (TNM), que también se usa para evaluar muchos otros tipos de cáncer.

Diagnóstico

El proceso de diagnóstico para el mesotelioma comienza cuando un médico evalúa los síntomas iniciales. El dolor en el pecho y la dificultad respiratoria justifican una radiografía de tórax que revela acumulación de líquido o tumores alrededor de un pulmón. El paciente debe ser referido a un neumólogo, oncólogo o hospital general para realizar más pruebas. Los médicos de atención primaria suelen confundir el mesotelioma pleural con enfermedades comunes como la gripe o la neumonía, que tienen síntomas similares. Una vez que los profesionales médicos sospechan de un cáncer, pueden confundir el mesotelioma pleural con el cáncer de pulmón. Los médicos no pueden sospechar mesotelioma a menos que el paciente informe un historial de exposición al asbesto. Los especialistas deben usar exploraciones de imágenes avanzadas, análisis de sangre y biopsias de tejidos para confirmar un diagnóstico de mesotelioma pleural. Además de identificar el cáncer, determinar la etapa del cáncer y el tipo de célula es vital para crear un plan de tratamiento efectivo.

Tratamiento

Los investigadores están probando varias tecnologías de tratamiento emergentes en su búsqueda de una cura, pero los especialistas en mesotelioma todavía dependen principalmente de los tratamientos tradicionales contra el cáncer , como la cirugía, la quimioterapia y la radioterapia. Según la evolución del cáncer, estas terapias pueden ser citorreductoras o paliativas. 
Los tratamientos citorreductores tienen como objetivo combatir el cáncer, mientras que los tratamientos paliativos alivian los síntomas y mejoran la calidad de vida de los pacientes. Ciertos tratamientos paliativos también ayudan a controlar el crecimiento del cáncer.
Los expertos coinciden en que la mejor posibilidad de extender la supervivencia proviene de la combinación de tratamientos múltiples. Este enfoque se llama terapia multimodal . Se necesita un equipo multidisciplinario para proporcionar tratamiento de mesotelioma pleural multimodal. Por ejemplo, cuando los cirujanos realizan una cirugía de neumonectomía extrapleural, los radiólogos suelen administrar radioterapia para reducir el riesgo de recurrencia local del cáncer, mientras que los oncólogos evitan la diseminación del cáncer distante con la quimioterapia.
  • Cirugía de mesotelioma pleural. La cirugía citorreductora es una opción de tratamiento para pacientes en etapa temprana. Un procedimiento común implica extirpar el tumor y la pleura afectada. Una opción quirúrgica más agresiva tiene como objetivo eliminar la pleura, el pulmón canceroso completo, el diafragma y el saco cardíaco.
  • Quimioterapia para el mesotelioma pleural El tratamiento de mesotelioma más común es la quimioterapia, que usa uno o más medicamentos para eliminar las células cancerosas o evitar que se reproduzcan. Si bien los avances recientes han mejorado la respuesta de los pacientes a la quimioterapia, las tasas de éxito siguen siendo bajas en general.
  • Radioterapia para el mesotelioma pleural La radiación dirigida puede destruir las células cancerosas y disminuir el tamaño del tumor. La radioterapia no puede curar el mesotelioma pleural, pero es una forma efectiva de controlar el dolor en el pecho. La radiación también puede ayudar a prevenir la reaparición del cáncer después de la cirugía.

¿Cuál es el pronóstico para el mesotelioma pleural?

Al igual que con todos los tipos de mesotelioma, el pronóstico para el mesotelioma pleural es relativamente pobre. Para los pacientes que no reciben tratamiento, la mediana de supervivencia es solo de seis meses; Sin embargo, ciertos tipos de tratamiento pueden mejorar significativamente la expectativa de vida. Los principales factores que afectan el pronóstico de los pacientes con mesotelioma pleural son:
  • Tamaño del tumor y estadificación
  • Tipo de célula (histopatología)
  • Sexo y edad del paciente
  • Etapa del cáncer

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Qué es el citoplasma basófilo?